blog

6 consejos para sobrevivir a tu cena de empresa

Como cada año llegan la navidad y con ello las típicas de empresa. Algunos consideran este evento como una oportunidad para estrechar lazos entre los distintos miembros del equipo, intimar más con compañeros o incluso pelotear algo a los jefes, pero muchas veces la situación se puede volver en nuestra contra. Por esta razón te dejamos un pequeño listado con una serie de cosas que debes evitar a toda cosa cuando acudas a  tu cena de empresa:

  1. Evitar conversaciones inapropiadas. Hablar de politica, religión o incluso de futbol puede ser un motivo de discusión que tenemos que intentar evitar. Nunca sabes a quien le puede sentar mal o incluso ofender.
  2. No criticar. Tampoco se te ocurra criticar a compañeros o aspectos de la empresa. Este no es el mejor momento para hacerle saber a nuestro jefe todas las quejas que nos hemos ido guardando a lo largo del año, nos hará quedar realmente mal.
  3. Evitar ligar con compañeros. Jamás se debe intentar ligar con un compañero. No es recomendable mezclar lo laboral con lo personal, pero menos aun delante de compañeros que vas a seguir viendo en tu día a día. Prohibidísimo ligar con jefes pero aún menos con personas que se encuentren por debajo de nosotros porque esa persona se sentirá en la obligación de ser educada y crearemos una situación realmente incomoda.
  4. Vestirse correctamente. Tampoco hace falta exagerar en este aspecto, simplemente ir acorde al resto de tus compañeros, no solo por una cuestión de estética sino también como una muestra de respeto hacia el evento al que la empresa os está invitando esa noche.
  5. Pedir un aumento de sueldo. Nunca debemos hablar de estos temas durante la cena de empresa. Existen situaciones mucho más adecuadas y, al igual que el punto de no hablar de no criticar, a nuestro jefe le podría resultar molesto escuchar tus quejas acerca de tu sueldo.
  6. Prohibido emborracharse. Este punto podríamos decir que resume todos los anteriores. Es cierto que al beber todos nos sentimos más desinhibidos y nos facilita la integración entre gente con la que no tenemos demasiada confianza, pero también nos puede provocar ciertos arranques de sinceridad de los cuales nos arrepentiremos al día siguiente, y sobre todo, manchará mucho nuestra imagen ante el resto de miembros de la empresa.

Con todo esto espero que vayáis un poco más preparados y sobreviváis todos vosotros a la temida cena de empresa. Feliz navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *